Have an account?

29/9/08

CERVANTES

Como en otras ocasiones fechas significativas, Google adapta su logotipo a una imagen de Don Quijote, obra cumbre de Cervantes, quien se cree que nació un día como hoy, en 1547.

Aprovechando la serie de manías que llevo contabilizadas, creo que una más no pasa nada ¿verdad? Pues como también me gustan los cómics, busco adaptaciones literarias y me las llevo a la mesa para saborearlas con el plato adecuado,... ¿De quién? De quien va a ser...

26/9/08

SELLO DE MARÍA MOLINER

Entre otras de mis manías, ¿para qué variar?, es la de coleccionar sellos referentes a la Filología. En este caso, traigo a María Moliner, la que pudo ser la primera mujer de la RAE y que no lo fue, respirando tranquila después de comprender que era mejor ser libre entre los libros de una biblioteca que convivir entre arcaicos cerebros.

El domingo pasado se puso a la venta, con algunos periódicos, el primer tomo (de tres) de la edición abreviada de su Diccionario de uso del español. En mi opinión, el mejor de los diccionarios existentes, mejor incluso que el de la RAE. María Moliner sembró su legado y ya es hora de recogerlo y difundirlo.

Más información:
http://www.mariamoliner.com/

25/9/08

CIEMPIÉS. LOS MICRORRELATOS DE QUIMERA


Ciempiés. Los microrrelatos de Quimera es una antología de textos narativos breves, de autores españoles e hispanoamericanos, seleccionados de la revista Quimera.

Por sus páginas transitan autores como Andrés Newman, José María Merino, Juan Pedro Aparicio, ...Según el prólogo del libro, "el microrrelato es un texto narrativo breve en el que se cuenta una historia de la manera más concisa e intensa posible, y en el que la narratividad se impone incluso a la brevedad. Su unidad, [...] debe ser la página para que no sólo pueda leerse de un tirón, sino también de un solo vistazo."

El libro consta de una introducción sobre este subgénero, la antología propiamente dicha y una biobibliografía sobre todos los participantes de la obra. A su vez, cada autor, además de una pequeña selección de sus microtextos, realiza una breve reflexión sobre la naturaleza del relato breve. Así, por ejemplo, ...

¿Qué es un microrrelato?
La pregunta fue el detonante para poner en marcha su intelecto. Lo tentó el desafío de capturar la definición huidiza. Sus pensamientos, embarcándose en una cuenta regresiva, se engranaban como piezas de un aparato de relojería. ¿Sería un cuento en miniatura? Le ardieron las mejillas. ¿o un chiste repentino? Le sudaba la frente ¿Reflexiones certeras? Las sienes le latían. ¿Prosa poética súbita? Se le nubló la vista. ¿Una ocurrencia breve? Un zumbido creciente se instaló en sus oídos. ¿Anécdota efímera, narración concisa? Un temblor imparable se generó en su centro. ¿Fábula rápida, relato precario, idea inesperada? En pleno arrebato, vivió con alivio de condenado a muerte su propia explosión...Sonrió. Tal vez fuese esto: el detonante en la primera línea y, unos pocos renglones más abajo, el estallido imprevisto. Y se puso a escribirlo.
Juan Sabia, p. 215

Las mínimas palabras (acerca del microcuento)
Concibo el relato breve como una elipsis de su propio desarrollo, como una reducción de sí misma. La escritura comienza en lo narrado y continúa en sus omisiones, que son las verdaderas decisiones que debe tomar el hacedor de cuentos. El cuento, en este sentido, aspira a una sencillez hermética[...]
Andrés Newman, p. 287

Es un buen libro para leer, pensar, probar, copiar, releer otra vez, estudiar y volverlo a leer, no sólo por aquellos que disfruten de la lectura si no también por aquellos que quieran jugar con el microrrelato.

Microrrelatos
La cabeza sobre los hombros, por Antonio Fdez Molina, p. 22
Aquel día el padre y el hijo salieron a la calle con un peculiar aspecto. El padre mostraba un rostro juvenil y el del hijo tenía aspecto adulto.
Se habían equivocado al ponerse la cabeza sobre los hombros.
El enemigo, por David Lagmanovich, p. 29
Me dispuse a asesinar a mi enemigo, pero no lo pude encontrar. "Qué cobarde: no se anima a mostrarse", dije, mientras guardaba mi puñal. Entonces sentí su presencia, un paso detrás de mí, sobre el lado del corazón. "Qué cobarde: no se anima a matarme", dijo, mientras extraía rápidamente su puñal.
Rememoración final, por Juan Pedro Aparicio, p. 100
Supo de inmediato que el paracaídas no se le abriría. Estaba a tanta altura que todavía tardaría varios minutos en estrellarse contra el suelo. Era tan joven que tenía muy poco que rememorar de su vida pasada mientras que se dolía por la pérdida de aquella otra que ya no iba a conocer. En su mente se produjo entonces una súbita aceleración. No tenía novia, pero conoció a una chica en la piscina y se casó con ella. Tuvieron dos hijos. El mayor se hizo militar como él. El menor, cosa sorprendente, guionista de televisión. Y no le iba mal. Sus nietos, sólo dos, se llamaron Daniel y Adela, nombres que no tenían tradición en la familia. Sólo sentía la pena de no poder asistir a la boda de su nieta, aunque los viejos se acostumbran pronto a la muerte, como si fuera un animal de compañía . Y él, cuando su cuerpo se rompió contra el suelo, ya había alcanzado los ochenta y tres años de vida.


24/9/08

COMUNICACIÓN

"Yo he sido, desde hace mucho, muy retratado. [...] Recuerdo que, durante unas semanas de mi vida, lo estaba pasando mal [...] porque mi amor había desaparecido. Liébana decidió pintarme un retrato para distraerme. En una de las sesiones, él, meticuloso hasta la exageración y pintor exacto de lo que veía, se sublevó por una llamada de teléfono. Yo alargué el brazo, cogí el aparato y escuché la voz de mi amor. Estaba en Mallora, me amaba, había querido olvidarme inúltimente y esa misma tarde llegaría. Yo sólo dije "bien", colgué y me dispuse a posar de nuevo.

-¿Qué te ha pasado? -gritaba Liébana-. ¿Qué te ha dicho? Yo no puedo seguir...Eres otra persona. Qué barbaridad. Qué cambiazo. Se acabó la sesión

No sabía yo hasta qué punto los ojos, la tirantez de las facciones, la piel, el pelo, podían ser tan comunicativos. Ese retraro está hoy en la Academia de Nobles Artes y Bellas Letras de Córdoba."
Antonio Gala: Ahora hablaré de mí. Planeta, Barcelona, 2000, p. 294

Desde la derecha, el primero es Liébana y el tercero, Antonio Gala.
Fuente de la fotografía:
El periscopio digital

20/9/08

PLATERO Y YO

Cuando camino, no sé a dónde llegaré; tomo una calle y a las primeras de cambio, decido coger la primera a la derecha o la tercera a la izquierda. A lo mejor, me acuerdo de una tienda o de una iglesia que hay cerca, y busco el callejón adecuado que me lleve allí. Eso fue lo que me ocurrió el viernes pasado, día 12. No tenía ganas de rodear por la calle San Fernando para salir a la avenida Constitución, y decidí cortar por el barrio Santa Cruz. Una vez allí, decidí perderme un rato y cuando al final desemboqué cerca de Mateos Gago, me acordé de una librería de viejo que había cerca.

Allá que me fui derechita, para llevarme una grata sorpresa. La librería existía y aún mejor, casi se podría decir que restaurada. Me acerqué a la puerta y contemplé un maravillos interior...


Sorprendida, me acerqué con cautela, pero el único cliente me dejaba espacio suficiente para curiosear. Miré de reojo pero no vi a nadie más, así que me lancé a ojear los libros que tenía a mi alcance. Me llamó la atención uno de pastas rojas y letras doradas. Era Platero y yo, de Juan R. Jiménez. Lo examiné y me di cuenta que era una reproducción facsímil de la edición de 1914, con las ilustraciones originales. Levanté la portada y busqué en la guarda el precio. No tenía ninguno. En ese preciso instante, una mujer levantó la cabeza y me saludó; aproveché para preguntarle el precio. Le acerqué el libro y tanto ella como el libro desaparecieron detrás de un mostrador salvaguardado por una columna de libros, colocados unos encima de otros (véase el círculo de la foto) y al poco, me dijo la cantidad.

Dejé el libro donde estaba, y seguí curioseando algunos libros; mientras, mentalmente, repasaba el libro...Por fin, me decidí (más que nada porque era necesario despertar del sueño) y le dije que me lo llevaba. Entre sonrisas y comentarios, me dijo que era el primer libro que había leído en español y que había tenido suerte, pues estaba recién comprado y por eso no tenía aún el precio escrito. Y me siguió diciendo, entre preguntas sobre la salud lectora de los jóvenes y otras cursiosidades y del cómic nº 1 en ventas, que si no me lo hubiera llevado yo, se lo hubiese quedado ella; con las prisas, creía que le había puesto un precio que no le correspondía. Seguimos charlando y convenimos en que, la lectura, nos hace mejores personas, tengamos la edad que tengamos y fuera el libro para niños o para adultos.

Al final, con la emoción de llevar el libro en el bolso, se me olvidó hacerle una foto a la entrada de la librería; será una buena excusa para volver a ella, a la librería Trueque.

Por cierto, siempre llego donde debo de llegar; que dé algunos rodeos aleatorios no significa que no llegue al destino...¿o es el destino el que me alcanza a mi? Esa mañana, fue Platero quien me buscó y me alcanzó él solito.




18/9/08

DE SILLONES Y GAFAS

"[...]
Yo era un niño lector. Una abuela mía, a la que no conocí, me regaló por delegación una pintura, en cristal del s. XVIII, de una Virgen lectora: una adolecente suave y bonita que me ha acompañado desde entonces...Caía la luz de la tarde, y yo, perdido en un sillón con los pies columpiándose, continuaba la lectura. El ama, tan protagonista de mi vida, a la que alguna vez tomaba como oyente porque me fascinaba leer en voz alta, clamaba agitando los brazos:
- Este niño va quedarse ciego. O dejas el libro o das la luz.

A los doce años, un amigo de casa oculista me recetó unas gafas. [...]"
Antonio Gala: Ahora hablaré de mí. Planeta, Barcelona, 2000, p. 95

¿Cuántas veces nos han sorprendido así? ¿Cuántas veces nos han abroncado por esa misma causa? Mi sillón orejero era blanco, con tachuelas doradas y el cojín cuadrado y rojo más grande que he visto jamás; de casa pasó casa de abuela; desapareció un día y no lo he vuelto a ver. La lectura confortable viajaba con aquel sillón. Luego, llegaron las gafas; inevitable si te pasas las interminables tardes, leyendo a media luz.

12/9/08

LA PERSECUCIÓN DEL POEMA



BSO: "El secreto de Thomas Crown".

10/9/08

ASÍ ES LEER

Hoy no tocaba esto, pero ha sido inevitable.
Llegó anunciado con tiempo, como los huracanes, pero cuando hizo acto de presencia, se lo llevó todo por delante, sin el más mínimo miramiento.

Ante algunos libros (y pelis), a veces, es necesario tomar medidas de seguridad.

A un libro.

Fuente: Publicidad de la librería mexicana Gandhi.

9/9/08

FORGES Y SANCHO PANZA

Sancho Panza: "Stupendo; ayer en la venta sin wifi y hoy el móvil sin cobertura...Este lugar de La Mancha es para olvidarse"

Forges, en El País, 6 de septiembre de 2008

Página oficial de Forges

8/9/08

LIBRERIA LA ROLDANA



Declaro que tengo otra manía, debe ser cosa de la edad; qué se le va a hacer.
De pequeña, cuando me encontraba un libro de algún tio-abuelo, siempre buscaba el sello de la librería donde lo había comprado. Ahora, intento comprar un libro en cada librería que me cruzo; son pocas las que todavía ponen el sello de su nombre, apenas ninguna, diría más bien, así que se lo pongo yo. Resulta extraño tomar un libro y descubrir que el espacio donde lo compré ya no existe y que forma parte de otra vida, de otro tiempo, de otra estantería. Es como si tuviera un fósil, una reliquia de aquella librería. Un pequeño tesoro, a fin de cuentas.

En este caso, la librería La Roldana, sita en c/San Gregorio, nº 5 de Sevilla, que cerró en el año 2003. Creo que ahora (lo tengo que comprobar) es una tienda de souvenirs de la Universidad, entre otros regalos.

5/9/08

DRÁCULA


Drácula, de Bram Stoker.

Publicidad de las librerías mexicanas Gandhi.

4/9/08

EXPOSICION VIRTUAL

Me llega al correo una nueva entrega del Guerrero de la Luz, y de paso, el anuncio de una nueva actividad de P. Coelho, en el que invita a participar a sus lectores. Me gusta que los escritores se impliquen con sus lectores, y este es un buen ejemplo de como una idea da pie a otra totalmente creativa y especial.


Queridos lectores:

Deseo hacer una exposición virtual por las 100 millones de copias vendidas. Y os invito a participar. Basado en una idea que vi en una exhibicion en Avilés, -dedicada al 20 aniversario de mi libro, El Alquimista- me gustaría extenderla al espacio virtual (Internet) e invitaros a tomar parte. Pero en un contexto diferente: eligiendo tu libro favorito de los mios.

Por favor toma una foto tuya sosteniendo tu libro mío favorito y envíanosla. Debes incluir tu correo electrónico, nombre y ciudad y enviarlo a la siguiente dirección de email:paulocoelhocoversARROBAgmail.com

No te preocupes por la calidad. Mi equipo subirá las fotos en esta página a lo largo del año.

Con amor,

Paulo



Nota: Darkmoon, gracias por la traducción XD

Para concocer mejor los detalles, consultar las bases en ingles:

Exposición virtual

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...