Have an account?

18/3/09

VENEZIA. TRIPLE JUEGO

Venezia. Triple juego se lee en un suspiro, y después de hacerlo, queda esa idea que tantas veces asoma después de leer un libro, flotando en el aire, que hace que vayas imaginando los actores para una posible versión cinematográfica. ¿A nadie le pasa eso? Vas leyendo la historia y vas buscando mentalmente el actor o la actriz que cuadre con la personalidad del protagonista de papel. Pues eso es lo que me ha ocurrido con este cómic.

El argumento no es tan simle como parece: "El Renacimiento. Imperiales, franceses, turcos, venecianos... Política y comercio... Veneno en los banquetes y dagas en la sombra... ¿El Águila y el Escorpión?"

La web Tebeosblog tiene un extenso y buenísimo comentario del libro, que nos muestra la laboriosidad de este cómic, sus puntos fuertes y la grandeza de un género clásico, adaptado a la viñeta:

"Este libro de historietas de Parme y Trondheim, fue publicado por Astiberri hace ahora tres años, pero sigue manteniendo vigentes sus cualidades. La acción tiene lugar, como el nombre de la saga indica, en Venecia, durante el floreciente siglo XVI. Entre una maraña histórica de conspiraciones y alianzas políticas, el Dux quiere aliarse con Tufu, edecán del sultán turco, para negociar el uso de una nueva ruta comercial. Francia y Alemania, enemigas y aliadas de Venecia según los pactos del momento, envían cada una a su mejor espía para que indague sobre los verdaderos propósitos del Dux.


Esta trama sirve de telón de fondo para el lucimiento de los dos protagonistas de la serie, Sophia Cantabella y Giuseppe Pintorello, que tienen su primer encuentro (o mejor dicho encontronazo) ya en la primera plancha, y que iniciarán una relación basada en los desplantes, la competitividad, el juego sucio, la humillación mutua y sobre todo en los insultos, muchos insultos. El antagonismo feroz en esta guerra de sexos viene marcado por la clara simetría y oposición de sus roles (ella es cantante y él pintor, ambos deben compartir habitaciones contiguas en la casa de huéspedes), pero el ambiente vodevilesco se redondea cuando ambos han de cambiar secretamente de identidad para convertirse, respectivamente, en la espía de Francisco I de Francia, también conocida como El Escorpión Negro, y el espía de Carlos V de Alemania, alias El Águila. Coincidentes en la causa común de desentrañar los planes del Dux, ambos se harán aliados, y andando el tiempo grandes amigos, sin conocer la realidad de sus verdaderas personalidades, que siguen chocando fuertemente apenas ambos se despojan del disfraz".
El centro de atención de cada viñeta son las figuras principales, desapareciendo el fondo de la escena (la mayoría de las veces, salvo lugares emblemáticos) o perfilándose como un monigote que recuerda el manga. El diseño de los personajes es anguloso, con impirmación de carácter, como si cada personaje representara un papel según la cantidad de kilos que lleva encima o su delgadez.

Las caras de los personajes están dibujados desde la estética actual, con trazos firmes, ligeros y sin titubeos, y en ocasiones parecen muñecos, como ocurre con los hijos de la dueña del hotel.En otras ocasiones, sí hay complicidad de los personajes con lector, ante situaciones de sorpresa.

Los colores no tienen volumen, si acaso, una sueve gradación, para crear sensación de volumen; he echado de menos el cielo azul de la ciudad, que brilla por su ausencia en toda la historia, salvo por una panorámica global de la plaza del san Marcos y de la ciudad.

Es de destacar los chistes y ocurrencias protagonizadas por el personaje tontorrón, que resulta ser un personaje importante, como el Dux. Aunque lo más destacable es la guerra lingüística entre los dos protagonistas, un choque entre caracteres que se acentúa en sus papeles de espía y que promete seguir en más aventuras.

La aventuras se titula triple juego, porque el argumento, a pesar de girar en torno al juego de los espías, se bifurca en varios caminos, varios juegos a su vez, como es el juego de desdén entre los dos personajes principales, el juego político de la época, el juego del mameluco, etc. El final de la historia es hilarante, sucediéndose las situaciones cómicas que recuerdan las películas de los hermanos Marx.

Desde el punto de vista educativo, es un buen cómic para desarrollar el análisis de los gestos en las caras, estudiar el lenguaje corporal no verbal, la visión de la mujer (coeducación), el estudio de los insultos e improperios, la visión que tenemos de los estereotipos de otras culturas, etc. Incluso, la visión política de la época, a través de pactos.

Mas información:
-El guionista, en la wiki
-Críticas en la web Universal Cómics

FICHA:
Guionista: Lewis Trondheim.
Dibujante: Fabrice Parme.
Título: Venezia. Triple juego.
Datos de la edición: Astiberri, Bilbao, 2003, 1ª edición, 48 págs. (Colección Kili Kili 3).
Formato cartoné, a color.
Nacionalidad: francesa.
Género: Aventuras.

2 comentarios:

Miguel González Aranda dijo...

Hola,

Un placer visitarte.
Te invito a que eches un vistacillo a mi blog:
http://miguelgonzalezaranda.blogspot.com

Un saludo

Y& dijo...

Hola, Miguel, más bien, el placer y el honor es mío, por tu invitación; me he pasado por tu blog y, no sólo me gusta la plantilla, sino también el contenido, los relatos; echaré más de un vistacillo por tu blog.

Un saludo a ti también ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...