Have an account?

14/3/09

EL LIBRO DE LOS CONEJITOS SUICIDAS

Ayer leí, mejor dicho, ví, pasé las páginas, examiné El libro de los conejitos suicidas, de Andy Riley.

Utilizando el humor negro sobre negro, es decir, humor negro al cuadrado, el autor se vale únicamente del blanco del papel y del negro de su trazo para ir diseñando una serie de viñetas en las que uno o varios conejos se suicidan. El diseño de la idea de cada viñeta varía, desde la alusión humorística de películas y literatura clásicos (Stars Wars, o El Señor de los anillos, por ejemplo), a la tira desarrollada en varias viñetas en la que la estructura de la acción se alarga para constituir la idea.

Lo más extraño del libro no es el tema, por muy extraño que parezca; sino el lugar que ocupa el libro en las bibliotecas. Defiendo la libertad de expresión y de lectura, porque creo que toda lectura contribuye, de alguna manera a hacernos más fuertes y conscientes de nuestra propia realidad, pero no creo conveniente que los dos libros del conejito estén, como me los he encontrado, en la sección infantil-juvenil de una biblioteca. Considero el libro más bien de juvenil -adulto en adelante, y no veo lógico que un niñ@ de 8 años, por ejemplo, pueda tener acceso al libro, que ocupa su espacio al lado de Tintín. Un adulto o un adolescente con una cabeza bien amueblada se reirá del conejito y lo olvidará, pero puede que haya chavales (niños, incluso) que no entiendan el propósito de la obra, que puede ser un simple ejercicio de razonamiento: buscar todas las opciones posibles a un tema, el suicidio en este caso, como pueden ser las opciones para ser feliz, las opciones para reirse de uno mismo, las opciones para hacer regalos, las opciones para hacer el payaso, las opciones para tirarle una tarta a alguien, etc.

Los cuentos maravillos originales eran truculentos y tenían su dosis de "sangre", pero todo estaba dentro de un contexto, motivado por la causa determinante de una serie de actos y consecuencias y de la lucha del bien contra el mal, metafóricamente hablando. Pero en estos libros, no hay esa excusa. Pensando en lo traviesa que era yo de pequeña, no sé que consecuencias puede acarrear este conejito. El efecto no se ha hecho esperar y debido a varios casos de suicidio, se han retirado estos libros del comercio chino, aunque, no hay que olvidar que China también tiene censurado y controlado intenet.

Obviamente, no hay que olvidar que el libro no es el causante de los suicidios; no vamos por la vida imitando los personajes de nuestros libros, películas o videojuegos, evidentemente, pero sí puede contribuir a cierta confusión en una cabeza confusa; como no todo lo malo es malo de por sí, el conejito ha ayudado, como se indica en el artículo, a crear un debate ante el problema real que se escondía detrás de los suicidios adolescentes y a la puesta a la venta de libros de autoayuda para desarrollar estrategias que ayuden a superar problemas.

Reflexionando objetivamente sobre el libro, las viñetas desarrollan el pensamiento lógico y deductivo y ayudan a potencar la atención y la reflexión, incluso la creatividad, como se puede comprobar en este video:



El autor, según leo en la editorial Astiberri "es guionista de cine y televisión. Entre sus créditos figuran Spitting Image y Little Britain, así como Trigger Happy TV, Smack the Pony, Black Books, Robby the Reindeer premiado por la BAFTA, y la película animada Gnomeo and Juliet, de Disney. Dibuja la tira semanal Roasted para The Observer Magazine. Actualmente prepara una serie animada para Estados Unidos al estilo de Padre de familia..." A pesar de gustarme el humor negro, por ser una fuente de carcajada contra el mundo y sus reglas, no termina de gustarme el libro, ni la idea...¿quizás es una sátira negra macrabra y gore del conejo de Alicia? A fin de cuentas, el conejo iba en busca de la Reina de corazones, una asesina corta cabezas...

Sigo leyendo en la editorial, que el autor tiene publicado otro libro, llamado Grandes mentiras pra niños pequeños, que sí suena interesante, no por el hecho de engañar a los niños para que dejen tranquilos a los padres, sino por la estructura mental que se enconde tras esas mentiras. Ante esa situación, ¿quién es más infantil, el de 5 años o el que tiene 40 que se supone de mayor madurez? Os dejo con la viñeta que más me gusta de las pocas que me gustan, una de las pocas con referencias literarias:


Más información:
- Prohibición de libro
- El libro

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...