Have an account?

19/1/09

LIBRERÍA ANTONIO MACHADO

Era la librería Antonio Machado; y digo era, porque no existe desde hace cuatro. Y no eran sólo cuatro paredes acristaladas con una segunda planta donde curiosear títulos, era la tentación en persona, en materia de libros, con aquellos escaparates cargados de títulos.

También era parte de nuestra historia más reciente, como así lo demuestran las declaraciones, hoy descoloridas por el tiempo, de su dueña:
Pregunta: Era una época en la que los libreros tenían una enorme carga de compromiso ideológico. En Madrid estaba la Machado, después la Alberti... Las librerías eran un foco de atención de los fascistas para mostrar que la cultura era de ellos.

Respuesta: En nuestro país una serie de librerías estábamos en el punto de mira de estos grupos. En el interior de la librería se iban rotando los escondites para colocar los libros prohibidos. Ni que decir tiene que no podíamos hacer presentaciones de libros ni de ningún otro tema.

Estas mismas palabras predecían, anticipadamente, su futuro cierre:
P. ¿Cuáles son las amenazas que se ciernen sobre el pequeño librero?

R. El problema es que el libro se vende en todas partes y que la librería pequeña no puede competir, o no tenemos el libro de moda anunciado en la tele. A ti van a venir a pedirte lo que no encuentran en ningún sitio. Somos los patrones de lo imposible.
Allí compré, entre otros, Laberinto de fortuna, de Juan de Mena, el 31 de marzo de 1995, en 3º de carrera, para la asignatura de Literatura Medieval. También compré un medicamento para el refriado muy especial y muy conveniente para estos días. Un día de estos, os lo enseñaré.

Actualmente, no sé que hay en esa esquina; creo que hay una cafetería, pero reconozco que desde que cerraron la librería, ya no me fijo en ella. Ni siquiera, para tomar un café.

Nota: Por favor, acudid en masa a las librerías pequeñitas, ¡¡¡os necesitan para sobrevivir!!

MÁS INFORMACIÓN:
Me comenta una becera sevillana más historias sobre la librería Antonio Machado; y ya que convenimos en la importancia de este tipo de establecimientos, no sólo por haber sido una librería (y no una tienda donde se venden libros) sino por haber sido casi una institución de nuestra historia local, me ha dado permiso para pasar aquí sus comentarios.
"Cuando se fundó dicha librería -todavía bajo el régimen franquista- estaba ubicada en la calle Miguel de Mañara (ya sabes, esa callecita del arco que va desde la Avenida de la Constitución casi hasta el Álcazar), en la acera de la cafetería 'Rayuela', en un local que es como un sótano y en el que había/hay una tienda de entre 'guiris', abalorios y regalos varios . Era librería y lugar de reuniones clandestinas de gente por la que, gracias a ellos y muchos otros, hoy gozamos de lo que tenemos."
Actualmente, no encontramos ninguna foto de la librería de aquella época, habrá que bucear a fondo en rastrillos, hemerotecas, blogs,... Puede que, precisamente, por esas circunstancias difíciles, no haya ninguna foto. De todas maneras, en cuanto pueda, me paso por allí para localizar el posible lugar donde estuvo. ¡¡Gracias!! ;)

Qumranloe me avisa que en la biografía de Alfonso Guerra aparece la historia de la librería y algunas anécdotas de los primeros años de vida, con rotura de escaparates y vigilancia incluídas. También viene en el libro una fotografía de la época, de la librería en la calle Miguel de Maraña, con un mensaje en la fachada que pone "Primer aviso"; a buen entendedor...

¡¡¡¡Gracias Qumranloe!!!


Más información:Entrevista con la dueña de la escritora.

2 comentarios:

graze dijo...

¡Si es que las librerías pequeñas son las mejores! =D

Y& dijo...

Sí, es verdad, para perderse entre los libros, las fotos, los carteles,...;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...