Have an account?

20/12/08

¿TE RODEAS DE ESTRELLAS?

Leer libros de personas que brillan muy lejos de nosotros, a los que nunca podremos acercarnos lo suficiente como para contaminarnos de su brillo, que sintetizan lo mejor de su esplendor en unas líneas de texto bien estructuradas y expuestas con claridad, es una forma de estar rodeado de estrellas. Es una manera de meterse de lleno en un cúmulo globular. Ésta sería uno de los mejores argumentos para leer libros: inviertes tu tiempo en personas que se salen de la norma (al menos a la hora de exponer sus ideas en un libro). Los libros también pueden ser buenos compañeros cuando no existen tales a tu alrededor: todo buen lector conoce la sensación.
Este párrafo es un fragmento de un interesante artículo de Sergio Parra, quien nos hace una crítica sobre el libro La máquina de los memes, de Susan Blackmore, en la web Papel en blanco. Curiosamente, es un artículo que se relaciona directamente con las entradas de esta semana. ¿Por qué leemos? ¿Por obligacion? ¿Por placer? ¿Por vanidad? Y ¿qué leemos? ¿Lo que nos recomiendan? ¿Lo que encontramos? Si existen las personas tóxicas ¿existen las lecturas tóxicas? ¿Existen las lecturas beneficiosas para la salud o el alma? ¿Tenemos libros-objeto para adornar el mueble del salón? ¿Compramos libros al kilo? ¿Nos apegamos a algún libro? ¿Los libros realmente buenos son los aquellos que aparecen en las listas de las 100 mejores lecturas del año? ¿o no? Si nos interesa ir a un buen médico, ¿nos interesa ir a un buen libro? ¿Quién decide qué libro es mejor que otro? ¿Las ventas? Si comparamos como hace el autor los libros con las personas que nos rodean habitualmente, ¿coinciden nuestras lecturas con estas personas? ¿Nos hemos parado a pensar qué lecturas realizamos habitualmente? Mira a tu alrededor, ¿qué libro está más a mano? ¿Cuál en tu mesilla de noche? ¿En el bolso o en la mochila, quizás? ¿Por qué ése y no otro?

Para algunas de estas cuestiones sí hay respuestas seguras, como la lectura terapéutica para los pacientes de hospitales. Para otras de esas preguntas, aparece casi siempre un interrogante. Como bien se dice en el artículo, nos dejamos llevar, en el río que fluye socialmente, incluso en nuestras lecturas. Pero en el fondo, muy en el fondo, reside una pregunta: ¿sirve para algo la literatura? Según Sergio Parra en su artículo, la literatura ilumina nuestras vidas o nos abandona en la niebla más profunda, en el caso que sean buena o mala literatura.

En la película Tierras de Penumbra (Richard Attenborough, 1993), película basada en la biografía del C.S. Lewis, el poeta, en un momento determinado, se pregunta si "leemos para saber que no estamos solos". ¿Quiénes son nuestros compañer@s de lucha, de fatiga, de nostalgias, de alegrías y de penas?

Más información:
- Papel en blanco.
- Tierras de penumbra.
- Anuncio publicitario Lbrería Gandhi.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...